venezolano, 20 años, Típico adolescente solitario pero con muchos temores, aburrido, pero carismático, atractivo, encantador, manipulador y con una habilidad demoníaca para persuadir, soy amante de la anatomía humana me inspiro con caras bonitas, lunares y ombligos, me gusta enamorar a mi victima antes de chuparle la sangre del alma. y eso hace mas emotivo mi propósito, puedo ver con los ojos cerrados, loco por la música, necesito que me preguntes lo que dudas de mi , no saques una conclusión apresurada porque te equivocaras.

 

UN CONCIERTO BAJO LA LUNA

Un escenario fue sorprendido por un mágico fuego de luces, mis pupilas se enlumbrecian en intervalos de 1 segundo con colores alternados… morado, azul, y rojo, unas lineas mas vistosas se dejaban ver suspendidas en el aire con tanta ligereza como las bombas de jabón, gracias l denso humo que emanaba de ambos lados del oscuro escenario, escenario grande, cuyo suelo se prestaba para contener instrumentos con afán de entumecer nuestros oídos; una batería de color azul de media noche, con un platillo dorado y tres micrófonos adaptados para ser usados por personas bajas de estatura….

Uno de ellos  tomo el micrófono principal  mientras empezaba a sonar las primeras notas musicales que se escuchaban como cuando sonamos un tenedor con una copa llena de champagne, a la vez que su rostro se ve reflejado en 2 pantallas enormes, que se mantenian tranquilas a 3 metros de altura a la derecha e izquierda del escenario…

Rápidamente un olor a tierra húmeda invadió el estadio y penetro suavemente por todos y cada unos de los poros que alumbraba la hermosa luna, cada suspiro era una sutil dosis de naturaleza que recorría todo mi sistema circulatorio como el oxigeno, y parte de mi sistema nervioso como el miedo, que junto con la música de fondo provocaba una alucinación de ensueño, se trataba de la lluvia fría y calculadora, buscando humedecer las 3 mil almas que allí se encontraban, todos pegadillos como si nos conociéramos como si existiera una plena confianza personal…cada persona tenia su teléfono en la mano, blackberry en su mayoría, colocado en modo vídeo, era fácil darse cuenta que de cada celular se disparaba una fuente de luz roja parpadeante, eran miles de lucesitas que brillaban sin simetría alguna… y que guardaban masivamente en su micromemoria el momento mas emocionante de sus vidas, el momento en que Luis Fonsi vino a Barcelona - Anzoátegui.. 13/11/11

UN CONCIERTO BAJO LA LUNA

Un escenario fue sorprendido por un mágico fuego de luces, mis pupilas se enlumbrecian en intervalos de 1 segundo con colores alternados… morado, azul, y rojo, unas lineas mas vistosas se dejaban ver suspendidas en el aire con tanta ligereza como las bombas de jabón, gracias l denso humo que emanaba de ambos lados del oscuro escenario, escenario grande, cuyo suelo se prestaba para contener instrumentos con afán de entumecer nuestros oídos; una batería de color azul de media noche, con un platillo dorado y tres micrófonos adaptados para ser usados por personas bajas de estatura….

Uno de ellos tomo el micrófono principal mientras empezaba a sonar las primeras notas musicales que se escuchaban como cuando sonamos un tenedor con una copa llena de champagne, a la vez que su rostro se ve reflejado en 2 pantallas enormes, que se mantenian tranquilas a 3 metros de altura a la derecha e izquierda del escenario…

Rápidamente un olor a tierra húmeda invadió el estadio y penetro suavemente por todos y cada unos de los poros que alumbraba la hermosa luna, cada suspiro era una sutil dosis de naturaleza que recorría todo mi sistema circulatorio como el oxigeno, y parte de mi sistema nervioso como el miedo, que junto con la música de fondo provocaba una alucinación de ensueño, se trataba de la lluvia fría y calculadora, buscando humedecer las 3 mil almas que allí se encontraban, todos pegadillos como si nos conociéramos como si existiera una plena confianza personal…cada persona tenia su teléfono en la mano, blackberry en su mayoría, colocado en modo vídeo, era fácil darse cuenta que de cada celular se disparaba una fuente de luz roja parpadeante, eran miles de lucesitas que brillaban sin simetría alguna… y que guardaban masivamente en su micromemoria el momento mas emocionante de sus vidas, el momento en que Luis Fonsi vino a Barcelona - Anzoátegui.. 13/11/11

  1. lilianajulianluisfonsi ha reblogueado esto desde luisfonsifans
  2. callizonamfeo ha reblogueado esto desde hedwig11
  3. hedwig11 ha reblogueado esto desde luisfonsifans
  4. luisfonsifans ha reblogueado esto desde tributoeduardo
  5. tributoeduardo ha publicado esto